LA ATRACCIÓN ENTRE PERSONAS

Existen varios principios relacionados con la interacción y atracción entre personas. Solemos sentirnos interesados por gente semejante o cercana a nosotros y esa atracción es aún mayor cuando el sentimiento es recíproco. Hay otro principio según el cual nos sentimos atraídos cuando vivimos situaciones estresantes o de ansiedad y está relacionado con la teoría de la atribución errónea.

Este concepto conocido también como “misattribution of arousal” describe el proceso mediante el cual las personas nos equivocamos al considerar las causas de determinadas emociones. Es decir, creemos que las emociones están causadas por un hecho, situación, persona, etc. cuando el causante real es otro bien distinto. El concepto fue introducido gracias al siguiente experimento social realizado por Donald Dutton y Arthur Aron.

Se utilizaron dos puentes: el primero era seguro, corto y estable; el segundo era de madera, tenía 130m de longitud, era inestable y cruzaba el cañón de Capilano. Los participantes cruzaban ambos puentes y en medio de éste se cruzaban con una “entrevistadora” que formaba parte del test. La chica les decía que estaban realizando un estudio y les hacía responder un test de apercepción temática. Al finalizar el cuestionario, la chica les ofrecía la posibilidad de contactar con ella para hablar sobre el estudio y para ello les daba su número de teléfono personal.

1

El resultado fue que gran parte de los hombres que cruzaron el puente inestable acabaron llamando a la chica describiendo la prueba con muchos términos emocionales y con claras connotaciones románticas/sexuales. Los hombres que cruzaron el puente estable a penas llamaron a la chica. Más tarde se obtuvieron los mismos resultados con las chicas.

Inconscientemente el ser humano relaciona sus emociones a determinadas personas y/o situaciones y esto tiene un gran sentido evolutivo ya que siempre tratamos de juntarnos con gente con la que pasamos buenos momentos y nos hacen sentir bien. Lo que sucedió en el experimento es que los hombres relacionaron la chica con su chute de adrenalina en lugar de asociarlo al puente. El cuerpo engañó a la mente provocando sensaciones que no se hubieran dado en otras circunstancias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s