EL EFECTO PIGMALIÓN

“Las altas expectativas son la clave para alcanzarlo todo”

Seguramente te habrán dicho más de una vez que crearse expectativas sobre algo puede ser contraproducente y que el batacazo en caso de no alcanzar esa meta puede ser de órdago. Constantemente recibimos mensajes con los que se nos quiere dar a entender que la desilusión no es más que la distancia entre nuestras expectativas y la realidad. No interesa que tengamos ambiciones, interesa que tengamos miedo y con ello ser más manejables.expectativas

Las probabilidades de alcanzar una meta con éxito son directamente proporcionales a las expectativas que creamos sobre ella. De mucho te sonará el típico “si eres positivo todo saldrá bien”. Con ese pensamiento inconscientemente adaptas tu comportamiento para que esa meta se acabe convirtiendo en realidad. Podría entenderse también como el efecto de una profecía autocumplida.

El efecto Pigmalión está muy relacionado con ello. Este concepto se introdujo gracias a un estudio realizado con profesores y alumnos. A varios profesores se les comunicó que determinados alumnos tenían un coeficiente intelectual mayor que el del resto pero la realidad era bien distinta: esos alumnos fueron elegidos al azar sin tener en cuenta ningún tipo de evaluación previa. Los profesores crearon mayores expectativas sobre esos alumnos en concreto y los resultados del estudio revelaron que acabaron ejerciendo un mayor crecimiento intelectual que los demás.

AsiqHoyvoyporloposible

Tener buenas expectativas ayuda a alcanzar nuestros objetivos. De nada sirve decirse “no lo haré bien, siempre se me ha dado mal hacer estas cosas” “la exposición me saldrá mal, me pongo muy nervioso”. Efectivamente, ese pensamiento es el anticipo de lo que realmente ocurrirá. Trata de convertir esas creencias limitadoras en creencias potenciales porque muchas veces no eres consciente de que el único impedimento lo estás poniendo tú.

Un bebé se cae, se levanta, vuelve a caerse y así ad infinitum hasta que logra mantenerse en pie. Puede rendirse pero no lo hace y lo sigue intentando hasta conseguirlo. Cierto es que no sabía andar pero también es cierto que no formó una creencia limitadora. Deshazte de todas tus inseguridades y trata de convertir en temporales aquellas ideas negativas y en permanentes todas las positivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s