LA DISONANCIA COGNITIVA

“Pienso esto pero hago lo otro”

Cuando decimos “eres bipolar” o “eres incongruente” estamos diciendo que esa persona sufre de disonancia cognitiva: entre las ideas y sentimientos que tiene y los hechos reales, se queda con lo primero para evitar sentir esa incoherencia y reelabora los hechos para que quepan dentro de sus ideas previas, aunque eso suponga ofrecerte la cuadratura del círculo.

Un ejemplo típico se da en aquél que adopta una nueva postura ideológica para camuflar lo que realmente siente porque el hecho de reconocer esa incongruencia no supondría más que una tensión e inestabilidad emocional. La persona se esfuerza en generar ideas y creencias nuevas para reducir esa tensión hasta conseguir cierta coherencia entre el conjunto de sus ideas y actitudes.

490444214_d5f8cc9da0

Por ejemplo, en las rupturas de pareja o desamores se suelen poner excusas y justificaciones con frases como “yo ya sabía que no iba a funcionar”, “no merecía la pena”, “todos sois iguales”, cuando por dentro se siente dolor y no se admite porque se cree que está mal visto. El problema no está en los demás, está en uno mismo. En personas con baja autoestima se  observa claramente esta conducta: son personas que se valoran poco y se mienten para esconder lo que consideran debilidades, creando una falsa coraza que esconde lo que realmente sienten. ¿Y qué sucede? Pues que los demás tratan a estas personas como éstas piensan que son, es decir, según la fachada que les muestren y en cambio en su interior se sienten incomprendidas. Cuando se conoce a esa persona en profundidad sale a flote su verdadera personalidad y queda en evidencia que todo es una simple apariencia.

¿Cuántas veces te has quedado en casa sin ir al gimnasio y luego te has excusado diciendo “por un día no pasa nada”? ¿Cuántas veces te has hartado a comida basura y luego te has dicho “por un día no pasa nada”? Es mucho más fácil cambiar una creencia antes que un hábito o hecho del pasado y es por eso que constantemente se recurre a este comportamiento. Se pueden cambiar esas creencias de muchas maneras pero manteniendo el objetivo que sería dar más valor a la opción final y restarlo a la alternativa no elegida. Es muy importante saber hasta dónde hay que recurrir a la disonancia cognitiva para no llegar al autoengaño, la crítica y la mentira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s